VOCES DEL ALTIPLANO

Crónica del 1º Encuentro Internacional Pacha Mama, Madre Tierra, de comunidades Aborígenes. 14 y 15 de Enero de 2007. Abra Pampa, Jujuy, Argentina.

El 14 amaneció nublado pero Tata Inti empezó a asomarse a medida que llegaban los representantes de más de 110 comunidades argentinas y chilenas.

En Abra Pampa, provincia de Jujuy, la casa de la asociación Warmi Sayajsunqo (mujer perseverante), la warmi wasi, sería la sede de este primer encuentro de comunidades aborígenes, al que también habían sido invitados los bolivianos que por los conflictos de esos días en Cochabamba (fueron asesinados dos cocaleros y un periodista turco durante una manifestación en la plaza central), y por problemas en los caminos, no pudieron llegar.

A las 10 de la mañana y luego de que entraran las banderas argentina y la wipala (bandera de las comunidades originarias andinas, del “tawantisuyo”) la presidenta de la asociación anfitriona, Rosario Quispe, dio la bienvenida y señaló lo que sería el espíritu del encuentro, al decir que todas las comunidades del altiplano, pertenecían a una misma nación, que a alguien se le había ocurrido separar en países, luego en provincias, después en partidos, y así seguían pero, insistió, “nosotros somos una sola nación”.

¡Alabalti Alabalti! saludó uno de los representantes chilenos, quien explicó que en idioma Kunza (del desierto atacameño) significaba “pasen, bienvenidos, pasen a trabajar, a compartir”. Y así, con la colaboración de Raúl (economista de la fundación Avina), y entre todos los presentes, se armó el programa de trabajo. Los temas que se incluyeron fueron: territorio (minería, agua y propiedad), organización y comunicación, identidad cultural y cosmovisión andina, turismo y migraciones. Todos estos temas serían tratados en grupos de entre 10 y 20 personas. El primer día se discutirían las experiencias y la situación actuales y al día siguiente se plantearían, también en grupos, las propuestas a futuro.

De esta manera después del almuerzo (guiso de arroz con carne de llama y jugo de quinua), los chilenos hicieron una presentación general de sus problemáticas, y luego comenzaron las reuniones. Al finalizar cada grupo presentó una síntesis de lo tratado. La noche del sábado hubo fiesta con coplas, recitados, teatro y vino caliente con canela. Al día siguiente la metodología y los temas de trabajo fueron los planeados, y se agregaron las preguntas: ¿Qué nos une?, ¿qué nos desune (sic)?

La propuesta que resultaron del encuentro fueron esencialmente: – Concienciar y capacitar a la población a través de un boletín de la puna o por otros medios impresos o por Internet y mejorar la transmisión a los hijos. – Mejorar las redes de información y estimular la participación de los afectados.- Formar una comisión tripartita con representantes de Argentina, Bolivia y Chile, para enfrentar en conjunto las problemáticas compartidas (la comisión se armó ese mismo día y fijó el primer problema a tratar, y la fecha y lugar del próximo encuentro).

Si bien sería excesivo relatar todo lo discutido en las reuniones, algunas frases merecen resaltarse y auque hayan sido mencionadas por distintas personas, y aun de distintos países, reflejan una cosmovisión común, la cosmovisión del collasuyo, la de las comunidades collas, aymara, y atacameña, la del aborigen latinoamericano que vive en el altiplano en el año 2007. Oigamos algo de lo que decían:

“No tenemos que separarnos, a alguien se le ocurrió separarnos, pero somos una sola nación”.

“La pacha Mama está herida, no tenemos el derecho, tenemos la obligación de defenderla”.

“No somos más que el agua, no somos más que la tierra”.

“Nos querían inculcar que éramos superiores a la tierra, que teníamos que desarrollarnos para tener cosas”

“Nuestra cosmovisión no concuerda con los socialistas ni con los capitalistas”.

“O nos organizamos o esperamos que venga un político salvador tipo Jesucristo”

“No creo mucho en la democracia porque 50 más uno son los que ganan, y 49 se quedan afuera”. “…creo en el consenso”.

“Yo no quiero ser peón ni patrón de nadie”

“No es una cuestión racial sino humana” sobre las mineras.

“Vamos a cuidar el territorio no para nosotros sino para la humanidad”

“¿Qué dejan esas empresas (mineras)? El engaño del trabajo”

“¿Qué les vamos a dejar a nuestros hijos? ¿Plata?”

“El mundo occidental devora, devora, devora, pero no piensa en el futuro”

“Lo que aterra a los estados latinoamericanos es la Wipala”

“La propiedad debe ser comunitaria”.

“El nuestro es un movimiento de pueblos, no de clases, las clases son divisiones, dividen”.

El grado de concientización sobre sus problemáticas y el sentido de identidad común que los unía, eran de una intensidad difícil de comprender para quienes vivimosn en megaciudades y paradójicamente estamos cada vez estamos más aislados.

Tomás Baliña

25/2/2007

2 comentarios to “VOCES DEL ALTIPLANO”

  1. Ele Says:

    Bravo Tomás!!!!Aca tenes una de tus primeras lectoras. porque no publicas lo de la pobreza en Bolivia que me habias mostrado? tb estaba muy bueno!! o mandamelo que lo publico yo!! (que muchos lectores más que digamos no tengo, jaja

  2. Ele Says:

    ey loco, libertad de expresion, sacale el moderador!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: